3 conceptos erróneos que le impiden construir el cuerpo de sus sueños

0 Comments


Cintura pequeña, trofeo claro y piernas tonificadas, ¿tengo su atención? Durante la última decenio, más y más mujeres han prohijado la sala de mancuerna, lo que, por mi parte, creo que es increíble. Aun así, todavía existen muchos conceptos erróneos sobre el entrenamiento con mancuerna para mujeres. Estoy a punto de arrojar poco de luz sobre los tres principales conceptos erróneos que escucho continuamente cuando trabajo con clientas.

Idea equivocada 1: Vigorizar objetos pesados ​​te transformará en She-Hulk

Cuando el cliente distintivo viene a mí buscando cambiar su físico, sus metas son perder lubricante corporal, vencer tono universal y moldear sus glúteos. Las áreas de preocupación incluyen el barriga y los muslos. Por lo universal, así es como comienza la conversación sobre estos objetivos: “Quiero perder esto [points to stubborn area of body], pero no quiero erigir mucho peso, solo tonificar y perder lubricante “.

Lucho contra cada impulso para evitar encogerme visiblemente. No es su error que tenga la idea errónea de que erigir objetos pesados ​​la transformará repentinamente en She-Hulk. Es 2021 y todavía nos bombardean con innumerables limpiezas de ventaja, tés de desintoxicación, dietas de moda, cremas, lociones y pociones que prometen ayudar a las mujeres a descender centímetros, perder lubricante, perder X libras y “tonificar” los puntos problemáticos. La próxima vez que haga nalgas en la tienda de comestibles, consulte las portadas de las revistas de fitness para mujeres. “Calcinación lubricante en solo 10 minutos”, “8 movimientos que tonifican cada zona”, “13 formas de molestar lubricante rápidamente”. No se mencionará el entrenamiento de resistor pesado que acompañe a la foto de portada de una hermosa maniquí en forma. No es de asombrar que este concepto inexacto siga siendo tan frecuente.

La verdad es que la mejor forma de cambiar tu físico y crear las curvas que la mayoría de las mujeres anhelan es erigir pesos cada vez más pesados ​​con una combinación de movimientos compuestos y de aislamiento. Pon eso en la portada de una revista, y tal vez podamos iniciar a deshacernos de esta información errónea de una vez por todas. El entrenamiento con mancuerna no te convertirá en un culturista sobresaliente y voluminoso. Lo que lo hará voluminoso es manducar calorías en exceso, e incluso entonces, lo más probable es que se deba a un maduro porcentaje de lubricante corporal, no a un exceso de músculo.

Preparación en la rejilla de sentadillas.

Desarrollar músculo es un proceso gradual y de espacioso plazo, uno que muchas mujeres pasan primaveras tratando de conseguir, incluida yo misma. Igualmente debo mencionar la gran cantidad de otros beneficios positivos que ofrece el entrenamiento con mancuerna. Aumenta la fuerza esquelética, lo que a su vez reduce el aventura de osteoporosis. Crea tejido conectivo más cachas y estabilidad articular que ayuda a precaver lesiones. Aumenta la fuerza eficaz para la actividad diaria, porque ¿por qué hacer dos viajes para tolerar la transacción desde el coche cuando puedes hacerlo en uno? Por posterior, pero no menos importante, alivio la confianza y la autoestima.

Animo a mis clientes a suministrar un registro de entrenamiento cuando programo una división de entrenamiento. El objetivo de este registro es suministrar al cliente mejorando de una semana a otra, ya sea que esa alivio provenga de un aumento de la carga, una mejor ejecución o agregando algunas repeticiones. El registro no solo mantiene al cliente responsable, sino que todavía me ayuda a ver la progresión y en qué parte del software se están realizando mejoras. Durante primaveras, cometí el error de hacer volver mis ruedas al ir a ciegas al recinto sin un plan y sin forma de seguir mi progreso. Mis ruedas giraban, ¡pero seguro que no estaban creciendo! Entonces, si buscas esa cintura flaca y esos glúteos correctamente formados, adopta el entrenamiento con mancuerna. Tómatelo en serio y conviértelo en una prioridad.

Idea equivocada 2: Vigorizar pesos más livianos para obtener más repeticiones lo ayuda a “tonificar”

A posteriori de que mis clientes se unan a la idea de que el entrenamiento con mancuerna es la secreto para cambiar su físico, nos encontramos con el error número dos. “¿No necesito erigir pesos más ligeros para más repeticiones para tonificar los músculos?” Los principales medios de comunicación alientan a las mujeres a utilizar una resistor limitada, como mancuerna ligeras y ejercicios con bandas, sin mencionar el esfuerzo o la intensidad. Estas cargas de entrenamiento ligeras están significativamente por debajo de lo que necesita para la aclimatación y el crecimiento muscular. Para eso, necesita un peso que positivamente pueda desafiarlo y que lo coloque en el rango de 6-20 repeticiones. El truco es que esas repeticiones deben llevarlo a un punto cercano a la equivocación muscular. ¡Eso significa juegos DUROS!

Las mujeres necesitan entrenar con la suficiente intensidad para provocar adaptaciones en el músculo. Un estímulo insuficiente resultará en beneficios mínimos; las series de trabajo deben robar al mayor de repeticiones o cerca de ellas para cada serie.

Preparándose para levantar.

Toquemos el esfuerzo y la intensidad. ¿Qué significa “conjuntos duros”? Significa que tendrás que salir de tu zona de confort. Digamos, por ejemplo, que tiene una prensa de piernas programada en su entrenamiento con la primera serie de trabajo de 10-12 repeticiones. Haces tus series de calentamiento y trabajas hasta alcanzar un peso lo suficientemente pesado como para conseguir las repeticiones deseadas. Ahora, ¿cómo se ven esas últimas repeticiones? ¿Fueron tan fáciles de completar como las repeticiones anteriores? ¿Su velocidad disminuyó porque estaba luchando por las últimas repeticiones? ¿O su última repetición se sintió y pareció tan tratable como la primera? Estas son las preguntas que les hago a mis clientes para evaluar su nivel de esfuerzo.

La mayoría de las veces, el cliente está internamente del rango de repeticiones prescrito pero no hace el esfuerzo que necesita para provocar las adaptaciones necesarias para desarrollar músculo. Hexaedro que trabajo con clientes en carrera exclusivamente, concurrencia que las presentaciones de video me ayudan a evaluar el nivel de esfuerzo y la intensidad. Registre sus series duras y vea si sus últimas repeticiones disminuyen y si tiene que esforzarse para completarlas; esas son las repeticiones que van a cambiar su cuerpo. Por otra parte, asegúrese de que su forma se vea igual que su primera repetición. Quieres entrenar duro y mantenerte seguro.

Idea equivocada 3: Ciertas partes del cuerpo se pueden “estrechar puntualmente”

Una vez que una clienta entrena con mancuerna y aprende a aventajar las zonas de confort con sus conjuntos, vemos que su cuerpo toma más forma. El tercer concepto inexacto, la reducción puntual, suele aparecer en el subsiguiente registro. El cliente está viendo resultados, pero esa campo de acción obstinada todavía se mantiene firme con cambios mínimos. Puede preguntarme qué adiestramiento puede hacer para deshacerse de la lubricante de los brazos, los muslos o la parte inferior del barriga. Lamento ser el portador de malas parte, pero ejercitar esas áreas rebeldes solo fortalecerá el músculo responsable del movimiento. No tendrá un impacto significativo en la cantidad de lubricante almacenada allí.

Cintura de medición

En última instancia, perder esa lubricante obstinada se reduce al principio primordial de cuántas calorías consume en comparación con la cantidad de calorías que gasta. Puede hacer tantos abdominales como desee y fortalecerá su barriga, pero no hará que sus abdominales sean más visibles a menos que esté tomando otras medidas para estrechar la lubricante corporal en universal.

Incluso cuando tenemos nuestro software de sostenimiento, entrenamiento y cardiovascular a una T, no podemos influir de dónde nuestro cuerpo extrae la lubricante para quemarla. Todos somos únicos en el sentido de que tenemos un patrón de dónde perdemos lubricante corporal desde el principio y dónde lo perdemos al final. Esto está fuertemente influenciado por la genética. Para mí, el posterior emplazamiento donde perderé lubricante corporal son mis muslos y glúteos, pero puedes emplazar que es el primer emplazamiento donde la recuperaré. (¡Gracias mamá!)

No dejes que eso te desanime. Seguir el plan adecuado para sus objetivos reducirá la lubricante corporal en universal y, con el tiempo, comenzará a notar una reducción en esas áreas específicas de interés.

En un mundo inundado de información que puede desviarlo del rumbo, deje que estas conclusiones lo guíen de regreso a sus objetivos:

  • El entrenamiento con mancuerna es la forma más óptima de cambiar su físico.
  • No tenga miedo de erigir objetos pesados. Recuerda que el esfuerzo y la intensidad son de suma importancia.
  • La pérdida de lubricante localizada a través del adiestramiento dirigido es un mito. Concéntrese en la reducción universal de la lubricante corporal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *